Reportaje / ¿Comerse la placenta?

Hace un par de años las mujeres comenzaron a pedir su placenta en clínicas y hospitales, para usos rituales y medicinales. Entre ellos, comer un pequeño trozo, por sus impactantes beneficios postparto. La tendencia agarró tal fuerza, que el Ministerio de Salud acaba de emitir un decreto que obliga a entregar el órgano si la madre lo pide.

LEER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s